La sociedad civil, en defensa de la comunidad educativa acosada de Cataluña

Unas 2000 personas se han reunido hoy domingo, 17 de junio de 2018, en S. Andreu de la Barca para mostrar su respaldo a los alumnos del Instituto El Palau, acosados y humillados por un profesorado indigno. Este apoyo se ha hecho extensivo al resto de la comunidad educativa señalada por el separatismo: profesores que se niegan a adoctrinar, inspectores que evitan comportarse como comisarios políticos, padres que quieren una enseñanza de calidad y en lengua española para sus hijos.

WhatsApp Image 2018-06-17 at 15.12.21

Además de las asociaciones convocantes AIXECA’T-LEVÁNTATE, ASAMBLEA POR UNA ESCUELA BILINGÜE (AEB), ASOCIACIÓN CATALUÑA POR ESPAÑA, ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE GUARDIAS CIVILES, ASOCIACIÓN DE PROFESORES POR EL BILINGÜISMO, ASOCIACIÓN POR LA TOLERANCIA, COORDINADORA POR TABARNIA, CATALANES POR LA LEY, IMPULSO CIUDADANO, PLATAFORMA POR TABARNIA, SINDICATO DE PROFESORES AMES y SOCIETAT CIVIL CATALANA, han apoyado también con su presencia, fuera del recinto, miembros de DUE, GDRs y SOMATEMPS

20180617_123859

Reproducimos a continuación el mensaje de presentación del acto que Paqui Luque, madre de uno de los alumnos acosados, ha dirigido a los asistentes

 

Buenos días. Soy Paqui Luque, madre de uno de los alumnos del Instituto “El Palau” de Sant Andreu de la Barca. De esos alumnos que el pasado 2 de octubre del año pasado sufrieron una experiencia que probablemente no olvidarán en mucho tiempo: la de comprobar como algunos profesores del Centro utilizaron su autoridad para hacer política y señalar a algunos de sus compañeros por ser hijos de Guardia Civil. A mi me duele especialmente que eso haya ocurrido; y lo puedo decir con más claridad que otros porque yo no tengo vínculos familiares con la Guardia Civil. En un Instituto se han de enseñar valores a favor de la convivencia y no a educar en la segregación y aquel día se pretendió romper el centro entre los que defendían el referéndum de autodeterminación y los que no lo hacían. ¡Y eso no está bien!

WhatsApp-Image-2018-06-17-at-12.45.40-PM-1024x768

Pero si grave fue lo que ocurrió aquel día, casi peor es lo acontecido en los días posteriores. Los niños y los adolescentes no salieron espontáneamente a las puertas del centro para solidarizarse con sus compañeros porque sí, salieron para defender los derechos de todos, de los que habían sido ofendidos o discriminados y de los que no lo habían sido. Protestaban porque fueron testigos de un abuso de poder. Esperábamos la solidaridad de las autoridades educativas y una mayor comprensión hacía los alumnos y hemos comprobado tristemente que a quienes se ha cuestionado ha sido a los alumnos. El Departament d’Ensenyament de la Generalitat ha puesto todos sus medios legales a disposición de los profesores en vez de tratar de analizar porque protestaron los alumnos. Pedimos a la Inspección educativa, a los sindicatos mayoritarios del sector, al Síndic de Greuges y al Consejero de Enseñanza que reflexionen sobre su comportamiento porque da la impresión de que han antepuesto el respaldo a la causa nacionalista a la defensa del principio fundamental de protección de los derechos de los menores afectados.

Pero hoy estamos aquí no sólo por el caso de Sant Andreu de la Barca, estamos aquí para denunciar que, en Cataluña, en demasiados centros educativos los alumnos, los profesores y los padres -los integrantes de la comunidad educativa- no se sienten libres para ejercer sus derechos de una forma natural. Lo comprobamos en los días próximos al 1 de octubre en muchos colegios, escuelas e institutos, tanto públicos como concertados. Lamentablemente, la discriminación ideológica sigue presente y es demasiado común ver nuestros centros contaminados con símbolos y discursos que no nos representan a todos. Y queremos una escuela de todos, tal como dice el mensaje que preside esta concentración. 

WhatsApp-Image-2018-06-17-at-12.29.23-PM

Y no es de todos cuando discrimina ideológicamente;  cuando conocemos que se abren expedientes disciplinarios con el beneplácito de la inspección, sindicatos, Síndic de Greuges y Consejero de Educación contra profesores como el de Historia del Instituto Joan Bosca de Barcelona por defender una enseñanza científica y objetiva  de la Historia y huir del adoctrinamiento político; o cuando conocemos el caso del Inspector de enseñanza al que se ha perseguido administrativamente por criticar la falta de imparcialidad y de neutralidad de la Administración educativa catalana; o cuando padres y madres son sometidos a presiones insoportables por defender un modelo educativo bilingüe o por criticar a los directores de los centros educativos que incumplen con su obligación de garantizar su objetividad y autorizan la presencia de lazos amarillos o de pancartas contrarias a la Constitución, o hacen soflamas a los alumnos en el patio.

WhatsApp-Image-2018-06-17-at-12.45.41-PM-1024x768

Lo tenemos claro.  Para las autoridades nacionalistas hay dos varas de medir:  una parte de la comunidad educativa es escuchada, protegida y puede ejercer sus derechos; la otra no, a estos sólo se les ofrece elegir entre la sumisión y la exclusión. Y nosotros estamos aquí porque rechazamos esta perversa alternativa. Queremos algo nuevo, algo distinto. Queremos un sistema educativo en el tengamos cabida todos, donde tenga espacio el espíritu crítico y la libertad, donde las lenguas convivan con la naturalidad con que lo hacen en la calle, donde no se calle al disidente ni se valore a los alumnos por su adhesión a ningún discurso. Ha llegado la hora de reclamar con firmeza UNA ESCUELA DE TODOS.

Y lo hacemos hoy en Sant Andreu de la Barca y por eso, queremos daros las gracias los padres y madres del Instituto El Palau por venir y darnos ese soplo de solidaridad que tanto hemos echado en falta y que tanto nos reconforta. Muchas gracias.

 

Un comentario en “La sociedad civil, en defensa de la comunidad educativa acosada de Cataluña

  1. Que razón tienen, o te sometes a sus doctinas o te expulsan. Tienen una obsesión que no se hable y se olvide el Español. Acosan a la gente que no piensan igual hasta hacerlos marchar del lugar. Lo he comprobado en 1 persona. Quiero dejar claro, que no hablo de todos los catalanes sólo de esos para los cuales la independencia está por encima de las personas. Un saludo y seguid así de valientes

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s