Síntomas

Odio

Antes de un estallido social, de un enfrentamiento o de una guerra civil, aparecen síntomas y elementos que anuncian y preceden los hechos. Suele ser, pasado el tiempo, carne de historiadores, que a posteriori alardean de que ya se veía venir lo que finalmente ocurrió porque tales indicios eran muy claros.

Pues bien, estamos en ese momento. Los separatistas aprietan sin miedo a lo que pueda pasar, convencidos de que conseguirán sus objetivos a medio plazo si siguen aplicando con firmeza los recursos a su alcance. Imparables, continúan falsificando y enlodando la realidad: nada más hay atender a la reacción por lo ocurrido en Alemania y ver cómo crean sin tapujos grupos de acción directa, destinados a dañar, destruir y calentar a la opinión que les es favorable.

odio 2

Por otra parte, el gobierno del Estado permanece parapetado tras la muralla jurídica, sin atreverse a aplicar un 155 convincente: sólo hay que visitar las sedes de la Generalitat, plagadas de consignas golpistas.

Pero hay un tercer elemento, y este es mucho más impredecible: la gente y el odio que se ha generado y que se acrecienta cada día.

No es hoy Cataluña una sociedad rota, como se oye en muchas ocasiones, es mucho peor: es una sociedad enfrentada por el odio que se ha acumulado y que se sigue depositando, y esto amplifica las ganas de chocar, por usar un eufemismo cordial.

La vileza con la que actúa el separatismo, acostumbrado durante decenas de años a no dar cuenta de nada, y la cada vez mayor decisión con la que responde la parte hasta ahora ignorada y profundamente despreciada ―arrinconada en su lengua y en sus derechos políticos como ciudadanos españoles―, son síntomas evidentes.

escamots 2

Únicamente la aplicación de la ley ante las tremendas responsabilidades adquiridas por los delitos cometidos y la acción de un gobierno capaz de hacer modificaciones legales para que nada de lo ocurrido pueda volver a pasar en el futuro ―la ley de partidos, por ejemplo, y la ley electoral―  conseguirá cerrar esta espiral hacia el desastre.

Advertidos quedan.

                          Román Langosto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s