El presidente de Tabarnia, honorable Albert Boadella, pide que el Estado neutralice el adoctrinamiento en las escuelas de Cataluña

El proyecto Tabarnia sigue viento en popa. Sin gastar un duro, sus promotores están consiguiendo que los habitantes de las áreas más dinámicas -económica, cultural y políticamente- de Barcelona y Tarragona estén organizándose para poner fin a la pesadilla del proceso supremacista catalán, pilotado durante los últimos 35 años por la oligarquía más corrupta de toda Europa.

El pasado 6 de febrero, el presidente de Tabarnia en el exilio, el muy honorable Albert Boadella, presentó el proyecto en rueda de prensa celebrada en la capital de España. Su intervención, como es habitual en él, no tuvo desperdicio. Como docentes, deseamos subrayar su referencia al adoctrinamiento ideológico y político en las escuelas catalanas (desde 43′ 50”). En palabras del Honorable Boadella, el Estado podría hacer muchas cosas para revertir el proceso separatista. No es fácil, pues a los ciudadanos catalanes se les ha inoculado desde niños el odio a España, por lo cual reconstruir la trama de afectos para que se reconozcan de nuevo como miembros de la Nación Española es una tarea larga y complicada. Pero se pueden hacer muchas cosas en este sentido desde el Gobierno del Estado. El circuito catalán de Rtve, por ejemplo, jamás ha intentado contraprogramar la contaminación de Tv3 -cosa que también ha denunciado Profesores por el Bilingüismo– exhibiendo la ejemplar democracia de España, uno de los estados más libres del mundo. Otra tarea es poner freno al adoctrinamiento en las escuelas, de una gravedad inmensa, cosa que el Estado puede hacer, pues hay leyes y posibilidades para ello. Y eso aun dejando de lado la gran equivocación que fue traspasar la educación a las comunidades autónomas, un error inmenso de nuestra Transición, tanto desde el punto de vista nacional como meramente educativo. Pero el Estado podría recuperar estas competencias educativas, posibilidad ésta que sólo requeriría de un consenso por mayoría absoluta del Parlamento español. Lo que está claro es que el Estado tiene que intervenir. Y en Tabarnia podría contar con la mayoría de la población para esta tarea.

Desde Profesores por el Bilingüismo no podemos por menos que expresar nuestro pleno respaldo a este punto crucial -parte esencial del futuro programa educativo de la Comunidad Autónoma de Tabarnia-, esbozado por el honorable Boadella, para terminar definitivamente con el adoctrinamiento en la escuela. Nos satisface sobremanera comprobar que el president Boadella sigue siendo el mismo irreductible agitador cultural y político a quien entregamos hace justamente 20 años el Segundo Premio Galileo Galilei a la libertad de pensamiento y expresión. Tabarnia no podía escoger mejor representante. Compartimos plenamente este esbozo de programa educativo para Tabarnia y proclamamos nuestra voluntad de trabajar indesmayablemente para llevarlo a cabo.

El video por encima de estas lineas corresponde al acto de entrega del premio Galileo a Albert Boadella el año 1997, un auténtico documento histórico. Podemos escuchar las palabras que pronunció Alejo Vidal-Quadras, premio Galileo 1996, así como el discurso de Albert Boadella. También podemos ver fugazmente a compañeros entrañables de la APB y de otras asociaciones amigas: Eusebio Murillo, Rosa Femenía, Carmen Leal, Francisco Oya, Julio Villacorta, Mª José Sánchez Reyes, Antonio Pavón, José Domingo, Antonio Alejandre y Manuel Piñol.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s