EL NOSTRE PRESIDENT Y SU DOMINIO DE LA LENGUA CASTELLANA OPRESORA

Como ejemplo del bajo nivel en lengua castellana que actualmente hay en Cataluña, una profesora de enseñanza secundaria ha revisado la carta que el Presidente de la Generalitat, el señor Puigdemont”, dirigió el pasado 24 de mayo de 2017 al Presidente del Gobierno de España, el señor Rajoy. El texto presenta problemas de sintaxis, con períodos demasiado largos, imprecisión en los términos y repeticiones innecesarias que presupone falta de vocabulario.

No se sabe si esta carta fue escrita directamente por el señor Puigdemont o bien la redactó un ayudante, pero el caso es que se trata de un documento importante y que está firmado por el Presidente de la Generalitat, que es quien representa a todos los catalanes. Consideramos conveniente denunciar este hecho, para intentar que no se vuelva a dar esta imagen de desconocimiento de la lengua española en Cataluña.

Puigdemont 1

Carta original del señor Puigdemont al señor Rajoy ( copiada de El Mundo 25/5/2017)

Tal y como le he manifestado personalmente y también hemos expresado públicamente de manera reiterada, el Gobierno de la Generalitat tiene la máxima voluntad de buscar una solución política pactada y acordada que dé respuesta a la demanda a la ciudadanía de Catalunya de poder decidir sobre su futuro. Asimismo, el Gobierno español ha reconocido que la cuestión catalana es un asunto de Estado que requiere la máxima atención.

     En este sentido creemos que ha llegado el momento imprescindible para que los dos Gobiernos se puedan sentar en la mesa a dialogar.

 En este Contexto le adjunto el Acuerdo que aprobó ayer el Gobierno de la Generalitat, mediante el cual se solicita al Gobierno español el inicio de negociaciones sobre los términos y las condiciones del referéndum en el que los ciudadanos y las ciudadanas de Catalunya podrán  decidir con su voto el futuro político del país.

 Le adjunto, asimismo, la moción que aprobó el Parlamento de Catalunya el pasado 19 de mayo en la cual se reitera la voluntad del Gobierno de la Generalitat de celebrar este referéndum de forma pactada con el Gobierno español y de acuerdo con los términos que establece la Comisión de Venecia.

 Quedamos a la espera de su respuesta para empezar este diálogo tan pronto como sea posible.

 Reciba un cordial saludo.

 

Carles Puigdemont i Casamajó

Barcelona 24 de mayo de 2017

 

La carta revisada

 Tal y como le he manifestado personalmente y también hemos(1)expresado públicamente de manera reiterada, que el Gobierno de la Generalitat tiene la máxima voluntad de buscar (mejor “encontrar” que “ buscar”) una solución política pactada y acordada con el Gobierno de España que dé respuesta a la demanda (mejor “petición” que “demanda”) a  de la ciudadanía de Catalunya de poder  y ésta pueda  decidir sobre su futuro. Asimismo, el Gobierno español ha reconocido que la cuestión catalana es un asunto de Estado que requiere la máxima atención.

 En este sentido creemos que ha llegado el momento imprescindible irrepetible (2) para que los dos Gobiernos se puedan sentar en la mesa a dialogar.

En este Contexto le adjunto el Acuerdo que aprobó ayer el Gobierno de la Generalitat, mediante el cual se solicita al Gobierno español el inicio de negociaciones sobre los términos y las condiciones del referéndum en el que los ciudadanos y las ciudadanas (mejor sólo poner “ciudadanos”)(3) de Catalunya podrán pudiesen(4) decidir con su voto el futuro político del país.

 Le adjunto, asimismo, la moción que aprobó el Parlamento de Catalunya el pasado 19 de mayo en la cual se reitera la voluntad del Gobierno de la Generalitat de celebrar este referéndum de forma pactada con el Gobierno español y de acuerdo con los términos que establece la Comisión de Venecia.(5)

 Quedamos a la espera de su respuesta para empezar este diálogo tan pronto como sea posible.

 Reciba un cordial saludo.

 Carles Puigdemont i Casamajó

Barcelona 24 de mayo de 2017

Aclaraciones

(1) Se empieza hablando en primera persona  y, después, se comete el error de pasar inmediatamente a un plural.

(2) Los momentos no son “imprescindibles” sino que son “irrepetibles”. Sí existen momentos parecidos, oportunos, idóneos, especiales, sublimes etc., (que no se pueden repetir) y también existen objetos, personas, estudios, trabajos, alimentos, etc. imprescindibles  (de los que no se puede prescindir).

(3) Hay expresiones, ya comentadas por muchos autores de gran prestigio y lingüistas de altura, sobre la moda absurda de decir y escribir “ciudadanos y ciudadanas“ (como en este texto), “afiliados y afiliadas”, “vascos y vascas”, etc., dado que en el idioma español el masculino engloba a los dos géneros.

(4) El empleo del tiempo verbal en tiempo de futuro (“podrán decidir”) se interpreta habitualmente como realidad verdadera y segura que todavía no ha ocurrido, pero que ocurrirá sin ningún género de duda. Da al lector la seguridad en la acción. Si se pide algo a quien supuestamente tiene la posibilidad de concederlo o no concederlo, no se debe hacer con la seguridad verbal de que ocurrirá (Sí o Sí). Así pues, se debe escribir “pudiesen decidir”,  señalando con el empleo del subjuntivo la posibilidad y no la seguridad de la acción.

(5)  Se advierte una elevada pobreza del léxico, como lo demuestran las siguientes repeticiones en un texto tan breve: “asimismo” aparece 2 veces; “le adjunto” aparece 2 veces;  “reiterada” y luego “reitera”; “aprobó “aparece 2 veces “; y “poder decidir” y luego “podrán decidir “.

puigdemont-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s